Quitando el caso de los societarios, cuyos requisitos son diferentes, la administración hace hincapié en el desarrollo de una actividad de manera habitual más que en el beneficio de esta.

Si de manera habitual no se realiza la actividad lucrativa, la persona no debe estar dada de alta como trabajador autónomo. Unos de los criterios a la hora de ver si es habitual o no, es que durante el año no se llegue al SMI.

¿Encontró su respuesta?